Os presento a mis animales

Los que me conocéis sabéis que me encantan los animales, a veces me pregunto porque me gustan tanto, y creo que es por culpa de una serie que veía de pequeño que me marcó. Actualmente tengo tres perros y tres gatos, y bueno tres gallinas, aunque estas no son domesticas, también están bajo mi cuidado. Detrás de cada uno de estos animales hay una historia, pero cada uno tiene algo que le hace especial, y eso es lo que más me gusta de todos ellos.

Pokémon es el rey de la casa, de hecho ahora mismo es el único que vive con nosotros dentro de la vivienda, es un gato muy bonito que se escapó de sus dueños y no hicieron nada por encontrarlo. A raíz de subir fotos suyas a las redes sociales encontramos a sus primeros dueños, lo cuales tuvieron que donarlo porque tenían que mudarse y no se lo podían llevar. Estuvo durante meses por las calles, en varias casas de acogida, y ahora desde hace tres años es nuestra bolita preferida.

Nala y Bimba son dos gatas adoptadas cuando apenas tenían dos meses, las dos son muy independientes, pero en ocasiones también les gusta que las cojamos al brazo y les hagamos caricias. Nala ha estado viviendo con nosotros al piso y con Pokémon, por tanto, también es bastante dócil. Cuando la trajimos al maset estuvo casi un mes sin querer salir de su habitación, tenía miedo a todo, pues se había criado en un piso, pero ahora no quiere entrar nunca, es más, es la típica gata que puedes estar más de un día sin verla. Bimba es la más jovencita y está hecha un bicho, no para nunca, pero además es la única que juega con los perros. Le encanta perseguirlos y que la persigan, ellos llegaron cuando ella era muy pequeña, así que se han criado juntos.

Scot es el único que no vive con nosotros, él está al maset de mi tío, está con su amigo Buf y tiene un fiel amigo que es mi sobrino Pau, lleva años allí con ellos y no quiero separarlo de los que le han dado más cariño que yo durante estos años que no podía atenderlo como requería. Es el perro más cariñoso y bueno que nunca he visto, le puedes hacer todo lo que quieras que nunca gruñe ni te hace un mal gesto. Estuvo una temporada en el piso, pero allí lo destrozaba todo, y un día cuando fui a bajarlo del maset me dejó muy claro que no quería volver al piso, así que una vez lo subí al brazo hasta el cuarto sin ascensor que es donde vivía, pero la segunda vez que me lo hizo ya se quedó al maset de mi tío.

Pongo y Tobi son dos perros de caza, todavía son unos cachorros que tienen 8 meses y no paran quietos. Solo deciros que las huertas las desbroce en julio y desde entonces no ha hecho falta hacerlo otra vez, no paran nunca quietos, así que no dejan que salgan las malas hierbas. En verdad quería adoptar solo uno, pero los dos perros son hermanos, los rescataron de una acequia todos mojados cuando tenían apenas unos días, y desde entonces siempre han estado juntos, así que no pude decir que no cuando me propusieron que los adoptara a los dos juntos. Tobi no para de ladrar, si estuviéramos en el piso creo que ya nos habrían llamado la atención los vecinos, espero que poco a poco baje los decibelios y los ladridos. Pongo es más tranquilo, pero está un poco obsesionado con las gallinas, es más, creo que se las quiere comer. Le encanta hacer agujeros en la tierra, y en alguna ocasión ha intentado hacer un túnel para entrar al gallinero. Ya veremos como termina esta obsesión.

Bueno estos son todos mis animales, no descarto tener alguno más, pero bueno tal vez más adelante!